0

Piel atópica

Hola de nuevo!

Por fin me hago el ánimo de escribir de nuevo….Hemos pasado unos dias malisimos entre gripes y virus estomacales. Por fin parece que va todo volviendo a la normalidad y tengo un rato para escribir.

No se muy bien el motivo pero parece que cada vez hay más niños diagnosticados con problemas de piel atópica. Yo pensaba (antes de que naciera mi gordita) que era un poco obsesión de los padres y otro poco de los pediatras que veian enfermedades donde sólo hay una pequeña irritación de la piel. Por descgracia ahora soy muy consciente de que es un problema muy real y muy molesto.

Mi hija pequeña tiene piel atópica. Empezó con unos granitos al mes de nacer y se ha ido complicando con el tiempo. Ha pasado semanas y semanas con autenticas costras rojas en los mofletes y la espalda parecía un mapa. He probado miles de cremas hidratantes, con cortisona, incluso nos recetaron un inmunosupresor tópico con todos los efectos secundarios que esto lleva…..

Ahora que tiene nueve meses y parece que la cosa va mejor me permito contaros un poco mi experiencia. Que quede claro que cada niño es un mundo y que lo que me ha funcionado a mi puede no funcionar en otros casos pero espero que pueda ser un poco de ayuda para los padres que esteis pasando por lo mismo y esteis tan desesperados como estaba yo hasta hace un mes.

Ahi van mis pequeños consejos para niños con piel atópica:

-Nada de bañarlos todos los días. Mi gordita mejoró bastante cuando la empezamos a bañar cada dos dias….Eso si, el culete lo limpiamos todos los dias con una esponjita y agua para limpiar los retos de pipi y demás….

-Usar sólo ropa de algodón y lavarla con poco jabón y sin suavizante. Yo además, uso el programa antialergias de la lavadora que da un enjuague adicional a la ropa para quitar todo el jabon.

-Mucha hidratación. Y cuando digo mucha es mucha de verdad. Crema hidratante dos o tres veces al día y muchos líquidos para beber todo el día. En este punto debo hacer un poco de propanda de la crema que ha obrado milagros en la piel de mi hija. Se trata de Xera Calm de Avene. Se la pongo dos o tres veces al día y los brotes se están distanciando cada vez más.

xera calm

Con estos tres consejos hemos mejorado mucho y hemos dejado de usar cremas con cortisona (ahora sólo la uso cuando el brote es muy grande y le pica mucho y sólo durante un día o dos)

¿Alguien más con este problema? ¿teneis algún otro truco?

 

 

 

 

0

Mis experiencias con el parto

Y digo mis experiencias en plural porque no han podido ser más distintas. Durante el embarazo, no se muy bien porque, todas las mujeres con las que te cruzas (las conozcas o no) y que han sido madres, se empeñan en contarte lo bien, mal o fal que les han ido todos sus partos. En ese tiempo descubrí que hay una historia diferente por cada niño que hay en este mundo y lo he comprobado en mis propias carnes.

Como conté en mi entrada anterior, tengo dos hijos por lo que  he pasado por dos embarazos y dos partos que no han podido ser más diferentes.

Mi primer embarazo fue maravilloso…me quedé embarazada en el segundo intento y fue un embarazo de libro. Me encontraba genial, disfrutando a tope de mi barrigota (me puse encima unos 16 kg muy a pesar de mi matrona), iba a nadar, me sentía ágil….en resumén, me sentía fuerte y preparada para un parto al que fui tranquilísima y encantadísima de la vida. Al llegar al hospital con las primeras contracciones dolorosas me pusieron la epidural y me dijeron que tuviera paciencia que eso iba para largo. Me rompieron la bolsa y a esperar. Después de una noche muy larga decidieron que ya estaba dilatada y me pasaron al paritorio. “Dos empujones y esto ya está” me decía la ginecóloga… pues no fue así….recuerdo darlo todo empujando, no sentía nada por la epidural y el niño no bajaba. La cosa se complicó porque cuando al fin bajó, colocó la cabeza de lado y no había manera de sacarlo. Primero vino el “cortecito” para ayudar… luego la ventosa (tres intentos y nada…) y finalmente los fórceps porque había sufrimiento fetal. Después de más de una hora en el paritorio por fin nació mi gordito. Se lo llevaron rápidamente a los pediatras y le dije al papi que se fuera con él…que no lo perdiera de vista ni un momento….Lo oí llorar y lloré con él de alegría, de nervios, de tensión…. Me lo trajeron enseguida, por suerte estaba bien y ya no se separó de mi. Estuvieron casi una hora arreglando el desaguisado que se lió en mis bajos. Las heridas de guerra de mi gordito fueron una herida circular en la cabeza por culpa de la ventosa y una herida en forma de cruz en la sien por culpa del fórceps (a día de hoy, con dos años y medio aún tiene una pequeña cicatriz en la sien que se ha disimulado con el pelo).

Con semejante parto, el postparto no podía ser bueno…y así fue. Por lo visto perdí mucha sangre en el parto y me quedé con una anemia tremenda que, junto con los efectos secundarios de la epidural hicieron que tuviera unos dolores de cabeza bestiales cada vez que trataba de ponerme en posición vertical durante más de una semana. Mi gordito resultó ser un tragón desde el primer día y estaba enganchado a la teta cada menos de dos horas con lo que yo apenas dormía (esto, junto con la anemia y el estado catastrófico de mis bajos, me convirtió en una piltrafa humana). Recuerdo las dos primeras semanas con mi hijo con una mezcla de cariño y horror. Me sentía culpable por no poder atender correctamente a mi hijo y encima tenia la sensación de que no lo quería lo suficiente… Menos mal que, a la vez que mi estado de salud mejoró también lo hizo mi salud mental y empecé a disfrutar de esta maravilla que es ser madre.

Con todo esto aun no se como un año después empezamos a plantearnos darle un hermanito a mi gordo. Me quedé a la primera y lo supe antes de la primera falta porque empecé a encontrarme fatal, con mareos, nauseas, sudores…..horrible porque encima tenia a un pequeñajo de poco más de un año con una energía inagotable que no me dejaba parar. Por suerte los sintomas bajaron (que no desaparecieron) al tercer mes y pude disfrutar un poco del embarazo. Mi pequeña nació en junio en un parto ideal. Llegué al hospital en estado de “preparto”…. “Uy, esto va para largo” me dijo la matrona….media hora después empecé con contracciones cada medio minuto o menos (no paraban…). No me dió tiempo ni a la epidural, en hora y media estaba dilatada, dos empujones y la pequeñaja estaba tumbada encima de mi llorando como una loca sin entender muy bien lo que la acababa de pasar. Dos horas después yo estaba en la ducha y al dia siguiente a casa como una rosa. Eso si que fue un parto por el que volveria a pasar!!!

Y así me convertí en mama de dos soletes que son mi vida!!!

 

 

 

 

 

 

0

Arrancando…

Por fin me he decidido a empezar mi propio blog. Llevo ya algún tiempo leyendo blogs de forma anónima y pensando que algún día me animaría a empezar uno pero nunca encuentro el momento…quizas porque pienso que no tengo nada interesante que contar o que a nadie le va a interesar lo que cuento pero finalmente me he lanzado a esta aventura.

Mi interés por los blogs empezó cuando me quedé embarazada y empecé a buscar información sobre embarazo, parto, bebes….etc. y me dí cuenta que la mejor información está en la experiencia de otras personas que han pasado por lo mismo y desde luego que he aprendido muuuuucho en los blogs que he seguido hasta ahora.

Antes de nada me voy a presentar y contaros algo más de mi. Me llamo Aina (de momento este será mi nombre ya que me gustaría conservar mi anonimato). Tengo dos maravillosos hijos que me han hecho la persona más feliz del mundo y que en estos momentos me vuelven loca porque han decidido que lo de dormir por la noche no va con ellos. El mayor nació en 2013 despés de un embarazo fabuloso y un parto no tan fabuloso que contaré en alguna entrada más adelante. La peque nació el pasado mes de junio y me tiene loquita a pesar de que no me deja dormir…..

El objetivo de mi blog es intercambiar experiencias con otr@s mamis y papis que estén dispuestos a compartir parte de su experiencia y además poder ayudar a futur@s mamis y papis en esta aventura de la maternidad. Y, aunque no es mi caso, me toca muy de cerca el tema de la infertilidad y me gustaría poner mi granito de arena para servir de apoyo a todos aquellos que no lo tienen tan facil para cumplir su sueño de formar una familia.

Bueno, de momento lo dejo aquí….nos vemos pronto